Menú UNP

Noticias

Inicio  /  Somos UNP   /  Protección con enfoque diferencial en las pavas, sur de bolívar

Protección con enfoque diferencial en las pavas, sur de bolívar

Campesino Recibiendo Las Mulas

Las medidas de protección con enfoque diferencial autorizadas por la UNP para las 123 familias que integran de la Asociación de Cacaoteros de Buenos Aires, ASOCAB, residentes en la hacienda Las Pavas, en el municipio de El Peñón, sur de Bolívar, tienen un componente muy particular: diez mulas, cinco machos y cinco hembras. El uso de estos recios animales les permitirá a los campesinos su desplazamiento por las 3 mil hectáreas de extensa sabana donde disputan su titularidad con los repre​sentantes de la empresa palmicultora Aportes San Isidro, en desarrollo de un dilatado caso que avanza bajo la mirada de la justicia colombiana y de la comunidad internacional.

Distinguidos en el 2013 con el Premio Nacional de Paz por su persistencia en la defensa de sus derechos, los campesinos de Las Pavas han regresado sucesivamente a esas tierras luego de haber sido desalojados en varias oportunidades por organizaciones al margen de la ley, entre otros grupos. Permanecen en ella luego de que la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV, los reconociera como víctimas y los apoyara en su proceso de retorno y reubicación. Mientras tanto, están a la espera de que el Consejo de Estado se pronuncie sobre la demanda que actualmente cursa allí para definir la titularidad de dichos predios.

En medio de toda la comunidad se destaca Misael Payares, un hombre que a pesar de sus muchos años, rebosa de vitalidad y e​jerce un liderazgo inobjetable en un territorio agreste que atraviesa a diario a bordo de un vehículo que integra su​​ esquema de protección personal otorgado por la UNP, sin dejar jamás sus botas pantaneras, cachucha y machete al cinto. Es su voz la que han escuchado desde defensores de derechos humanos e instituciones del país hasta Organizaciones No gubernamentales del mundo.

El curtido líder y el juglar Etny Torres, también directivo de ASOCAB, recibieron las mulas en un corral del sector, donde las examinaron con mirada atenta para verificar su buen estado. Además de estos animales, la UNP también le suministró a la comunidad de Las Pavas tecnología que le permita actuar oportunamente ante cualquier tipo de contingencia. Es una acción institucional que se suma al acompañamiento que hacen a ASOCAB el Ministerio del Interior a través de una mesa técnica de seguimiento al caso, la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV, e instancias especializadas de la Organización de Estados Americanos, OEA, entre otros.

Dichas medidas de protección con enfoque diferencial, en las que se mezclan animales de carga y aparatos de última tecnología, son el producto de la concertación entre la UNP y los líderes campesinos de Las Pavas, para adecuar a las características de la fértil sabana donde habitan, los respectivos mecanismos para su protección. ”De aquí no nos vamos a ir, aquí nos vamo´a quedar, aquí nos toca luchar para poder sobrevivir”, reza uno de los versos que de tarde en tarde, a la orilla del río, les canta a los suyos el artista y líder local Etny Torres.

Galería 

chevron-right chevron-left
Tamaño de letra
Alto contraste