Menú UNP

Noticias

Inicio  /  Comunicados   /  Unidad nacional de protección / comunicado

Unidad nacional de protección / comunicado

La Unidad Nacional de Protección rechaza tajantemente la agresión de la que fue víctima la hija del exvicepresidente Francisco Santos, Carmen Santos, en la madrugada de este viernes, sus acompañantes y el personal del esquema de protección de su padre, que acudió al llamado de la joven cuando era agredida por un grupo de taxistas. Dicho personal al servicio de la UNP cumplía con su deber primordial de garantizar la protección a las personas en situación de riesgo.

La Unidad Nacional de Protección denuncia este tipo de atropellos y reitera que durante el incidente se agredió al personal que integraba el esquema de protección referido y se ocasionaron cuantiosos daños a los vehículos asignados al mismo, por lo cual se emprenderán todas las acciones legales en contra de los autores de estos hechos violentos que atentan contra el bienestar de los ciudadanos.

Según lo estableció la Unidad Nacional de Protección, en la madrugada de hoy (12 de febrero de 2016), ante el llamado de auxilio que le hiciera la hija del ex-vicepresidente de la República Francisco Santos al miembro activo de la Policía Nacional y líder del esquema de protección asignado a dicho dirigente, este y los demás miembros del grupo operativo acudieron a la carrera 15 con calle 85 de esta ciudad, lugar en el que procedieron a auxiliar a la joven y a sus dos acompañantes ante la presunta retención indebida de la que era objeto por parte de un grupo de taxistas que la mantuvieron contra su voluntad en el vehículo en que se transportaba.

De acuerdo con la denuncia hecha el día de hoy por los miembros del esquema de seguridad referido, cuando las tres mujeres retenidas lograron ingresar a la camioneta del esquema de protección, fueron atacados por ese grupo de taxistas de forma indiscriminada, mediante el uso de piedras y otros objetos contundentes.

Al intentar escapar del ataque, el vehículo fue golpeado, le rompieron los vidrios, le quitaron la placa delantera y lo despojaron de los espejos laterales. Ya en el Cantón Norte, cuando los atacados trataban de protegerse, se vieron rodeados de un grupo grande de taxistas, quienes en ese momento se tornaron más violentos, rompieron todos los vidrios traseros del vehículo en el que se desplazaban y lesionaron a varios miembros del esquema de seguridad cuando les lanzaron ladrillos y piedras.

Finalmente, en presencia de la Policía Nacional pudieron descender del vehículo, para luego acudir a la Unidad de Reacción Inmediata de la Fiscalía ubicada en Puente Aranda, en donde formularon la correspondiente denuncia y sus lesiones fueron valoradas por Medicina Legal.

La UNP hace un llamado a la tolerancia y a que los problemas se solucionen a través del diálogo y las vías legales, por el bienestar de los conductores de servicio público y, sobre todo, por el respeto a los usuarios del transporte individual en el país. ​

​​​​

Tamaño de letra
Alto contraste