Menú UNP

Noticias

Inicio  /  Somos UNP   /  Renacen las víctimas de violencia sexual en el Huila

Renacen las víctimas de violencia sexual en el Huila

Renacen las víctimas de violencia sexual en el Huila

Todos los días, desde las cinco de la mañana, el irresistible olor del pan caliente comienza a recorrer las calles de un pequeño barrio de Neiva donde queda la Asociación Gastronómica de Víctimas del Desplazamiento, P´Degustar, en cuya sede más de cincuenta mujeres dedicadas a rehacer sus vidas madrugan a preparar distintos productos de panadería y repostería, los cuales comercializan para fortalecer los proyectos personales que les habían arrebatado los violentos.

Al frente del laborioso equipo está María Ruth Bonilla Gaitán, quien desde hace más de cinco años asumió el liderazgo de est​as mujeres afectadas por el hecho victimizante de violencia y abuso sexual dentro del conflicto armado, ubicadas especialmente en los departamentos de Huila y Caqueta, con tal convicción que, incluso, no aceptó la estabilidad que le ofrecía un trabajo formal en el Estado, por continuar liderando su proyecto y dirigiendo a sus compañeras de causa.

Han pasado ya varios años desde que fue desplazada de Curillo, Caquetá, puerto fluvial donde trabajaba como docente en básica primaria, tras ser amenazada y despojada de sus tierras. En calidad de víctima tuvo que refugiarse en un barrio de invasión de la capital huilense, y allí, en medio de las dificultades propias de su situación, comenzó a planificar lo que sería su futuro como vocera de las mujeres objeto del hecho vicitimizante violencia sexual dentro del conflicto interno armado.

Hoy este delito, tras la expedición de la ley 1719 de 2014, es considerado como un “crimen de lesa humanidad”, es decir, una agresión contra todos los habitantes del planeta, y “una de las conductas más vergonzosas de la humanidad”, según lo dijo el presidente Juan Manuel Santos al sancionar dicha norma.

María Ruth decidió hacerse escuchar en todos los espacios a los que pudiera llegar y de hecho, fue elegida integrante de la Mesa Municipal de Víctimas de Neiva, representando a las víctimas de la violencia sexual de su región en las respectivas redes, incluyendo además a la población LGTBI, tanto a nivel municipal como regional y nacional.

Comenzó a ganar reconocimiento entre las instituciones y la comunidad, que hoy la admira y le expresa su respeto; además es cabeza de la Red Departamental de Mujeres Desplazadas Víctimas del Conflicto Armado, conformada por siete organizaciones locales que se ocupan del tema. Pero mientras aumentaban sus logros como lideresa, las amenazas en contra suya también se incrementaron.

“Me persiguieron, me estuvieron buscando porque lideraba a las mujeres víctimas. Yo viajaba mucho por los municipios del Huila y llegando a uno de ellos me amenazaron de muerte. Por esa razón acudí a la Defensoría del Pueblo y a la Fiscalía para colocar las demandas correspondientes”, comenta María Ruth con voz firme. “De allí me enviaron a la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, UARIV, y a la Unidad Nacional de Protección, UNP, que en la actualidad a mí y a quince lideresas más, nos brinda los mecanismos de protección que nos permiten continuar con nuestra misión”, afirma.

“Aunque nuestros gritos se ahoguen, seguiremos adelante”, dice la lideresa, quien no se guarda palabras para destacar el apoyo recibido en su proceso de resiliencia por parte de la Casa de la Memoria de Neiva y del área de atención Psicológica de la UNP- Regional Huila-, de donde ellas y sus compañeras han sido remitidas al Programa de Atención Psicosocial y Salud Integral a Víctimas ,PAPSIVI, del Ministerio de Salud, así como a la Estrategia de Recuperación Emocional de la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Victimas, UARIV; al Comité Internacional de la Cruz Roja ,CICR, y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, según cada caso. María Ruth mantiene su agenda ocupada en trámites, reuniones, acompañamientos y charlas, pero siempre deja espacio para orientar a las cincuenta mujeres que a diario llegan a su proyecto P´Degustar, con la firme intención de amasar un nuevo futuro. ​​​​

Galería 

chevron-right chevron-left
Tamaño de letra
Alto contraste